Las autoridades mexicanas advirtieron que no cabe posibilidad alguna que ningún actor de la sociedad de México entre a realizar negociaciones o concesiones con el crimen organizado que opera en ese país.

La advertencia, realizada por Alejandro Poiré, vocero en materia de seguridad del gobierno federal mexicano, se hizo en respuesta a una extensa nota editorial de El Diario de Juárez, en que le pidió a las organizaciones que se disputan el control de la ciudad de Juárez precisar qué pretenden que se publique o se deje de publicar "para saber a qué atenernos".

“No cabe en modo alguno por parte de ningún actor el pactar, promover una tregua o negociar con los criminales, que son justamente los que provocan la angustia de la población”, afirmó Poiré, de acuerdo a El Universal.

El vocero en materia de seguridad advirtió que la negociación con los criminales no disminuiría el nivel de violencia e implicaría someterse a la ley que pretenden imponer, y eso nunca sucederá.

Poiré reiteró que negociar, postergar o suspender la lucha contra el crimen organizado no implicará hacer desaparecer las amenazas de la violencia del narcotráfico e implicaría someterse "a la ley de quienes agreden para intentar eludir la acción del Estado y perpetuar su acción impune y eso, no ocurrirá”.

El funcionario consideró también que en el caso de la agresión a los reporteros debe tomarse en cuenta el contexto en que se dio el atentado, pues Ciudad Juárez está marcada por ser un punto geográfico estratégico para el crimen organizado.