Pasar al contenido principal
Gobierno mexicano dice que los militares continuarán en las calles hasta tener policías confiables
Miércoles, Septiembre 10, 2014 - 09:28

Respecto de la presencia militar en las calles, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que seguirán en diferentes regiones del país “hasta en cuanto podamos llegar al objetivo fundamental de la profesionalización” de las policías.

Excelsior.com.mx. Ante el pleno del Senado de la República, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, refrendó que el Ejército mexicano no regresará a los cuarteles hasta tener policías confiables.

El responsable de la política interior de México agregó en su comparecencia con motivo del Segundo Informe de Gobierno que mediante el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia ya se ha beneficiado a 5,5 millones de mexicanos que viven en zonas vulnerables a situaciones de violencia.

Respecto de la presencia militar en las calles, dijo que seguirán en diferentes regiones del país “hasta en cuanto podamos llegar al objetivo fundamental de la profesionalización”, para que en todo el país existan las mismas condiciones de seguridad.

Añadió que con la profesionalización de los cuerpos policiacos en los estados, donde ya el 98% está certificado, se pensará en la salida del Ejército y la Marina de las calles y en el uso de la Policía Federal sólo como apoyo ocasional, y ayudará a la aplicación correcta del nuevo sistema de justicia, pues no se puede aplicar plenamente si sus elementos no respetan el debido proceso y con eso propician que los delincuentes queden libres.

“Que quede claro. No hablamos de éxitos totales ni estamos celebrando victorias absolutas, pero sí estamos avanzando”, resaltó Osorio Chong, quien ante la polémica generada por algunas organizaciones civiles en torno a las cifras del delito comentó que el gobierno federal es el primer interesado en generar estadísticas confiables y, por eso, dialoga de manera constante con la sociedad organizada sobre estos temas.

Este miércoles, en un ambiente radicalmente distinto al que vivió el año pasado, cuando los panistas enfilaron baterías en su contra, Miguel Ángel Osorio Chong compareció ante el pleno del Senado, como parte de la glosa del Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y donde el tema de seguridad fue el que más interés despertó entre los legisladores federales, a quienes les contestó 12 preguntas.

Informó que se han emprendido procesos de sanción contra 14 servidores públicos del Instituto Nacional de Migración, que ahora la Alerta de Género no se aplica por criterios políticos y anticipó que el próximo año habrá una disminución real en las estadísticas de percepción de inseguridad, porque ya desde ahora se vive un México más seguro.

También habló de los programas emprendidos para proteger a los migrantes, nacionales y extranjeros, sin necesidad de “construir bardas ni militarizar las fronteras”, y donde participan las fuerzas federales de seguridad, el Instituto Nacional de Migración, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y los DIF estatales, entre otras.

Con Estados Unidos se tienen protocolos para que el retorno de connacionales se haga sólo por 12 puntos de internamiento y en horarios fijos; con Centroamérica, ahora se tiene colaboración con Guatemala y Belice para la entrega de 15 mil tarjetas de internamiento, y en breve se extenderá con El Salvador, Honduras y Nicaragua, para salvaguardar la integridad de los migrantes y disminuir su exposición a ser víctimas de trata de personas, reclutados por el crimen organizado o que sufran accidentes.

El secretario de Gobernación explicó que “la seguridad la estamos atendiendo desde las instituciones y las leyes, con más coordinación, con más información y con una estrategia de prevención, porque era necesario entender las condiciones que den origen a la violencia en nuestras calles para modificarlas.

“Era fundamental integrar los esfuerzos que se estaban haciendo desde los distintos órdenes de gobierno y que todo esto partiera de información más oportuna y mejor procesada para ser más eficaces. Con esta visión establecimos la política de seguridad.

“Seguimos adelante con el Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, que opera en 73 zonas prioritarias y alinea 51 programas federales para atender las causas que propician la delincuencia. Sus primeros resultados son alentadores y estamos beneficiando ya a 5,5 millones de mexicanos que viven en zonas vulnerables”, planteó.

Esos 5.5 millones de mexicanos —que equivalen a 4,7% de la población nacional, que se calcula en 119 millones— ahora tienen mejores expectativas, pues de ser comunidades donde había alta incidencia de violencia intrafamiliar, bullying y deserción escolar, ahora se observa cada vez más que hacen deporte, acuden a la escuela y reciben apoyos para mejorar su calidad de vida.

Autores

Excelsior.com.mx