Las autoridades mexicanas hallaron el cuerpo sin vida de la precandidata del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) a la alcaldía de Ahuacuotzingo (Guerrero), Aidé Nava González, quien había sido secuestrada el pasado lunes.

El cadáver de Nava, cuyo esposo, ex alcalde la misma localidad, fue asesinado en 2014, fue encontrado en un área rural del municipio de Ahuacuotzingo, informó el dirigente del PRD en Guerrero, Celestino Cesáreo Guzmán.

El fiscal de Guerrero, Miguel Ángel Godínez, dijo que se inició una investigación por el caso, pero se negó a dar mayores detalles sobre lo ocurrido.

"No podemos hablar sobre la investigación. Es un caso muy lamentable y de mucha trascendencia, por lo mismo tenemos que manejarlo con mucha delicadeza", indicó a Milenio Televisión.

El PRD en Guerrero condenó el asesinato de Nava, quien fue decapitada, y pidió a las autoridades esclarecer el hecho.

“Fue sacada de una reunión política que realizaba en esa comunidad y lamentablemente terminaron con su vida”, declaró Guzmán a Radio Fórmula.

Gobierno garantiza elecciones. Tras el trágico hallazgo, el secretario mexicano de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, afirmó que el Gobierno garantizará la celebración de comicios el próximo 7 de junio y brindará seguridad a partidos y candidatos.

“El proceso es un mandato constitucional; es el ejercicio de la libertad de decidir de los ciudadanos, y entonces lo que tenemos que hacer como Estado mexicano es garantizar que se pueda realizar el proceso”, dijo a la prensa el responsable de la política interior del país.