El gobierno de México, país azotado por una ola de violencia ligada al narcotráfico, rechazó la legalización del cannabis (marihuana) propuesta en un informe del Comité Global de Políticas Antidrogas, divulgado este jueves, por considerar que no termina con el crimen organizado.

"La legalización no termina con la delincuencia organizada ni con su rivalidad y violencia", señaló en un comunicado la secretaría técnica del Consejo de Seguridad Nacional, institución clave en el combate al narcotráfico.

Esta medida "tampoco fortalecerá nuestras instituciones de seguridad y procuración de justicia. Pensar que el crimen organizado en México es igual a narcotráfico, ignora que el crimen organizado comete otros delitos como secuestro, extorsión y robo", añade.

El comunicado se refirió al reporte del Comité Global de Políticas Antidrogas.