Managua.  El Gobierno de Nicaragua mantuvo en 6,25% el aporte que pagan los trabajadores al Seguro Social y no aumentó el 0,25% como había propuesto inicialmente en la reforma al sistema para evitar el colapso del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), informó hoy una fuente sindical.

"No hay aumento en la cuota de los trabajadores. Se mantiene en 6,25%" la cotización, dijo a Efe el secretario general de la Federación Nacional de Sindicatos Textil, Vestuario, Piel y Calzado, Pedro Ortega.

Según distintas fuentes, la reforma al Reglamento de la Ley de Seguridad Social incluía un aumento del 6,25% al 6,50% la cotización que pagan los trabajadores a partir de 2014, con el fin de financiar a 31.000 víctimas de la guerra.

No obstante, aclaró Ortega, este incremento no fue finalmente incluido en el decreto que aprobó el Ejecutivo.

"Eso estaba previsto cuando se habló de reformar la ley, pero finalmente se pasó por decreto administrativo con el 6,25%", indicó el líder sindical.

Según distintas fuentes, la reforma al Reglamento de la Ley de Seguridad Social incluía un aumento del 6,25% al 6,50% la cotización que pagan los trabajadores a partir de 2014, con el fin de financiar a 31.000 víctimas de la guerra.

El presidente ejecutivo del INSS, Roberto López, dijo esta semana a medios oficiales que las pensiones de las personas que ganan más de dos salarios mínimos del sector industrial (unos US$274,7 al mes) recibirán, al menos, un "5% menos de pensión" en el momento de su retiro, aunque no aclaró que la cuota de los trabajadores no variaría.

Al menos un 30% de los trabajadores afiliados al Seguro Social de Nicaragua ganan más de dos salarios mínimos al mes, de acuerdo a los datos oficiales, lo que representa 203.300 personas, del total de 677.667 cotizantes del INSS.

La reforma, aprobada a puerta cerrada por decreto, también elevó del 16% al 17% la cuota patronal a partir de 2014, cifra que en 2015 incrementará otro punto porcentual, mientras que a partir de 2017 subirá al 19%, según el decreto.

Además, se incrementó el techo del salario máximo cotizable de US$1.479 a US$2.166 mensuales para 2014, el cual volverá a subir a US$2.854 en 2015.

En Nicaragua, cerca de 11.000 personas ganan US$2.166 o más al mes, a las que a partir de este año se les deducirán de su salario US$135,4 mensuales, superior a los US$92,4 de antes, que dejará unos US$473.00 adicionales en ingresos, dijo el titular del INSS.

Este paquete de medidas buscan evitar que el INSS quiebre en 2021, según cálculos oficiales.

Con este objetivo, el Ejecutivo se ha comprometido a pagar el 2% anual (entre US$11,6 a US$12 millones anuales) de la deuda del Estado con el INSS, calculada entre US$580 y US$600 millones, lo que supondrá saldarla en un plazo de 50 años.