Ciudad de Panamá. La molestia del pueblo panameño por las controversiales declaraciones del magnate multimillonario de Estados Unidos, Donald Trump, finalmente fue oficializada con las palabras del gobierno que cuestionaron duramente al empresario.

Ayer Trump indicó que Estados Unidos devolvió "estúpidamente" el Canal de Panamá "a cambio de nada".

Sus palabras tuvieron hoy respuesta en voz del propio presidente panameño, Ricardo Martinelli, quien criticó públicamente las declaraciones.

En conversación con la cadena CNN indicó que "los comentarios son lamentables, no debieron haberse hecho y espero que en algún momento se retracte".

Aseguró que Trump, al parecer, tiene aspiraciones políticas, de ahí que busca sacar beneficios con esta clase de dichos.

"Tengo entendido que tiene aspiraciones presidenciales y por esa razón creo que está apelando a la ultraderecha norteamericana", dijo el mandatario en conversación esta vez con el canal Telemetro. Mientras que el ministro de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez, tildó las declaraciones de "metida de lengua" y "estupidez política".

Según detalla la agencia Infobae, el malestar gubernamental no se detuvo hasta que se emitió un comunicado en que señala que las aseveraciones

Tras las reacciones en Panamá, Trump emitió un comunicado en el que afirma que sus comentarios "dejaron traslucir un gran respeto hacia el pueblo panameño, que hizo un buen negocio con la incompetencia de los representantes y líderes políticos estadounidenses".

Trump inaugurará en junio próximo su primer hotel en Panamá una edificación, señala agencia Infobae, que sorprende pues parece una vela de navegación extendida y cuyo financiamiento se logró gracias a una emisión de bonos por US$220 millones en el mercado panameño.