“No existen posibilidades de sanciones al Paraguay en la OEA”, dijo el canciller paraguayo, José Félix Fernández, luego de que el embajador Hugo Saguier le informara del compromiso logrado en la reunión informal del Consejo del organismo regional.

El canciller señaló estar muy satisfecho con el compromiso logrado en el Consejo Permanente, donde la representación paraguaya logró constatar que no existen los votos necesarios para suspender al  país sudamericano, tal como lo impulsaban los países de la Alianza Bolivariana para las Américas, Alba, a propuesta de Nicaragua.

“Lentamente se van encarrilando las cosas”, sostuvo el canciller Fernández Estigarribia, quien indicó que hay un respetable número de países que se oponen a cualquier tipo de sanción al Paraguay y ratifican en consecuencia el informe del secretario general, José Miguel Insulza, y la misión de observación que estuvo en nuestro país.

Por su parte, el embajador paraguayo en la OEA, Hugo Saguier, indicó que “ya se puede descartar” una sanción debido a que la mayoría inicialmente lograda en el Consejo se mantiene, según se pudo comprobar durante las exposiciones en la reunión informal.
Sin embargo, Saguier no quiso dar números de la votación, porque esta debe ser ratificada en la reunión formal, que en principio podría realizarse el viernes 27 de este mes.

“Hubo una exposición inicial de todos los países –señaló Saguier–, donde hubo una importante mayoría favorable al Paraguay”. Añadió que los países que buscaban sancionar al Paraguay se mantuvieron en que hubo un “golpe de Estado”, contrariamente a lo señalado en el informe Insulza, que habla del término anticipado de mandato y que indica expresamente que no hubo un quiebre institucional. De esta forma fracasó el plan bolivariano de castigar al Paraguay.

El informe diferencia expresamente el juicio político constitucional ocurrido en Paraguay con el golpe en Honduras, que sí califica como un quiebre institucional.

Saguier acotó que el conjunto de países del bloque bolivariano reiteraron sus posiciones, aunque indicó que con menos virulencia verbal que en la primera reunión. El diplomático añadió que con esto “terminó una angustia de 28 días”.

Misión de acompañamiento. El embajador Hugo Saguier indicó que después de la reunión en la que el Consejo ratificará la posición mayoritaria de no sancionar al Paraguay, se dará trámite a uno de los puntos recomendados por el secretario general José Miguel Insulza, de conformar una misión que acompañe, desde ahora, el proceso conducente a los comicios de abril de 2013. Los enviados especiales tendrán, además, el objetivo de facilitar el diálogo político entre los distintos sectores en el país y en tal sentido, deberán elevar un informe periódico al Consejo Permanente con las observaciones recabadas en el país. Otro de los puntos ratificados es la necesidad de concluir el proceso judicial planteado por Lugo ante la Corte Suprema.