Montevideo. El ministro del Interior de Paraguay, Francisco de Vargas, minimizó este lunes la importancia de los dos videos públicos en los que el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) arremete contra el gobierno.

Para De Vargas, el material audiovisual dado a conocer el fin de semana no aporta "nada nuevo" y es sólo una estrategia de "marketing delincuencial", declaró en Asunción, la capital paraguaya.

Los videos muestran al supuesto líder del EPP, Osvaldo Villalba, leyendo una proclama en la que manifiestan que luchan por los pobres y contra los dueños de grandes propiedades y acusan al gobierno de Horacio Cartes de representar al narcotráfico.

"Las grabaciones fueron hechas el 24 y el 30 de diciembre pasado, pero la Policía Nacional tuvo acceso a ellas recién el domingo", comentó Vargas a la radio asuncena 1 de Marzo.

El material será analizado "minuciosamente" por los organismos de seguridad con el fin de encontrar nuevos datos sobre el grupo que opera en el norte del país, puntualizó.

De Vargas dijo que si bien el EPP dice defender a la "clase oprimida" su "vía es ilegal".

Dos días después de asumir Cartes, el EPP se atribuyó la muerte de cinco guardias de seguridad de un establecimiento rural en el departamento de Concepción.

Desde que comenzó a operar en 2008, el grupo armado se ha cobrado la vida de 13 policías, 18 civiles y dos militares.