Lima, Andina. El gobierno peruano publicó este domingo un decreto de urgencia, que prorroga hasta el 31 de diciembre de 2013 las disposiciones contenidas en un decreto de urgencia, con las que se buscaba asegurar, en el corto plazo, el abastecimiento oportuno de energía eléctrica en el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN).

La norma, cuya vigencia vencía el 21 de agosto, faculta al ministerio de Energía y Minas (MEM) a declarar situaciones de restricción temporal de generación, para lo cual calculará la magnitud de la capacidad adicional que se requiere para asegurar el abastecimiento oportuno del SEIN.

Además, podrá requerir a las empresas del sector en las que el Estado tenga participación mayoritaria, para que efectúen las contrataciones y adquisiciones de obras, bienes y servicios necesarios para atender cualquier requerimiento de energía.

El Poder Ejecutivo consideró necesario extender la vigencia del Decreto de Urgencia N° 037-2008 para asegurar el suministro a la demanda de energía eléctrica mientras se ponga en funcionamiento las plantas termoeléctrica en Talara (Piura), Eten (Lambayeque) e Ilo (Moquegua), así como diversas líneas de transmisión eléctrica en el norte y sur del Perú.

Tales proyectos estarán culminados en el último trimestre del 2013.

Asimismo, el gobierno aprobó extender a los Sistemas Aislados los alcances y condiciones incluidos en el Decreto de Urgencia N° 037-2008, con la finalidad de garantizar el abastecimiento oportuno y eficiente de la demanda de energía en esas zonas.

También se dispone que el ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través de la Dirección General de Inversiones, aprobará la metodología aplicable para la formulación y evaluación de Proyectos de Inversión Pública en contextos de restricción de servicios a cargo del Estado.

Para ello quedó fijado que la viabilidad de dichos proyectos será evaluada por la Dirección General de Inversiones en coordinación con la Oficina de Programación e Inversiones del sector correspondiente.

La metodología será aprobada por el MEF en un plazo de siete días calendario contado desde la entrada en vigencia del decreto de urgencia publicado este domingo.