El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Gustavo Adrianzén, manifestó que el gobierno peruano confía en que Martín Belaunde Lossio será recapturado pronto y puesto a disposición de las autoridades para su juzgamiento.

Según explicó, haberse fugado, luego de estar en arresto domiciliario bajo protección de un Estado soberano, agrava enormemente su situación procesal, por lo cual ningún país podrá acogerlo bajo ningún forma.

“Seguramente en algún puerto internacional o en una frontera será capturado y puesto a disposición del Estado peruano”, comentó.

Añadió que si el prófugo empresario es capturado en un tercer país, será expulsado inmediatamente.

El ministro aseguró, además, que la labor de inteligencia es permanente a fin de prever los posibles lugares donde Belaunde podría buscar esconderse.

Indicó que Interpol Perú ya ha tomado contacto con todos los puntos de frontera a fin de tomar medidas para evitar una posible fuga.

“Tenemos absoluta confianza en que el cable que se ha enviado, ratificando la vigencia de la orden de captura internacional, está ya en todas las pantallas de los aeropuertos, puertos y estaciones de ferrocarril”, dijo.

Belaunde Lossio es requerido por la justicia peruana para ser procesado por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir y lavado de activos, en el caso conocido como “La Centralita”.

El empresario, quien esperaba en arresto domiciliario en Bolivia su extradición al Perú, fugó ayer y se desconoce su actual paradero.

“Ha desacreditado su condición de perseguido político y ha demostrado con su actitud que simplemente es un evasor de la justicia”, concluyó.