La Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) de Perú informó este lunes que este martes viajará a Cuzco una comisión de alto nivel encabezada por el ministro de Agricultura, Juan Manuel Benites, para instalar una mesa de diálogo que acabe con las protestas contra la construcción de un gasoducto que ya han dejado dos fallecidos.

Un comunicado de la PCM anunció que la comisión estará integrada además por viceministros de Estado en diversas carteras y funcionarios de la Contraloría General de la República, la Defensoría del Pueblo, la Comisión de Alto Nivel Anticorrupción y la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad.

El Ejecutivo expresó su esperanza en que los dirigentes sociales y autoridades del Gobierno regional del Cuzco participen en la instalación de la mesa de diálogo y "en la búsqueda de soluciones frente a sus planteamientos pendientes".

Desde hace 13 días, varias organizaciones sociales de la provincia de La Convención acatan un paro indefinido, con bloqueos de carreteras y marchas, en protesta contra la construcción del Gasoducto Sur Peruano y el mal uso del cánon gasífero por parte de sus autoridades locales, entre otros puntos.

La semana pasada murió un adolescente que participaba en una marcha y el sábado último falleció un alcalde distrital al caer su vehículo a un río, después de ser detenido por la Policía Nacional.

El conductor del automóvil que había sido dado por desaparecido, fue encontrado este lunes por las autoridades herido e internado en un centro de salud.

La PCM informó que este martes se establecerá un cronograma de trabajo por mesas temáticas para futuras reuniones en Cuzco, La Convención y Lima.

En tanto, el presidente de la Junta de Fiscales de Cuzco, Carlos Pérez Sánchez, informó que en el auto en que viajaba el fallecido alcalde de Kepashiato, Rosalío Sánchez, se encontró 11 kilos de Pasta Básica de Cocaína.

El titular de la Fiscalía en Cuzco explicó que el conductor del automóvil, Jorge Camala, rentaba un taller de mecánica en el que presuntamente se acondicionan vehículos para el transporte de droga.

"Al registrar el lugar se encontró un station wagon (camioneta) al cual se le preparaban caletas (espacios ocultos) para camuflar droga y un tanque de combustible que tenía una caleta lista para ser acondicionada", declaró Pérez Sánchez.

"Ahora se entiende por qué se lanzó al río: para ocultar y desaparecer las huellas del delito. Las circunstancias están más claras, el conductor efectuó una acción temeraria a fin de desaparecer las evidencias, algo que no consiguió", afirmó el fiscal.

Según la familia del alcalde muerto, la Policía provocó la caída del automóvil al río, en la madrugada del sábado, tras detener violentamente a Rosalío Sánchez, pero las autoridades policiales aseguran que el conductor se lanzó, a pesar de tener a un agente dentro del vehículo.