Lima. Ante el clima de tensión que se vive en Medio Oriente, el presidente peruano, Alan García recordó que están a la espera de la respuesta de la Liga de Estados Árabes para confirmar si la III Cumbre América del Sur y Países Árabes (ASPA) se realiza en Lima el 16 de febrero o se posterga para el 26 de marzo.

El mandatario relató que "estamos a la espera de lo que decidan los gobernantes árabes. Comprendemos que hay un severo problema de inestabilidad en la zona, y que algunos tengan recelo de salir del área”.

Hasta el momento se sabe que la misma Liga está evaluando la asistencia de sus 22 miembros y se espera que el lunes 7 de este mes haya una respuesta sobre la cita internacional.

De antemano, García detalló que comprende cualquier postergación considerando el clima de incertidumbre que viven Egipto, Túnez, Jordania y Yemen.

Por ello, indicó "se han planteado fecha para el 26 de marzo, eso es lo que en principio había estado conversándose con el señor (Amr) Musa (secretario general) de la Liga Árabe que está allá, y ojalá que haya posibilidad de concretarlo”.

Originalmente el encuentro comenzaría este 16 de febrero, aunque el 12 y 13 está previsto una reunión de altos funcionarios y el 14 la agenda contempla el encuentro de ministros de Relaciones Exteriores de ASPA, y el 15 está programado un foro empresarial árabe-peruano.

“Vamos a esperar. De todas maneras se va a realizar ese encuentro de los gobernantes árabes, pero queremos que sea un ambiente de mayor estabilidad y tranquilidad en la zona”, subrayó el presidente García a agencia Andina.