Lima. El ministro del Interior, Walter Albán, destacó este lunes que el Gobierno del presidente Ollanta Humala, ha invertido a la fecha más de S/. 600 millones (US$214,6 miones) en seguridad ciudadana, específicamente en mejorar la infraestructura y logística de la Policía Nacional.

Este monto no incluye el gasto de la reforma remunerativa en la Policía, ni el dinero destinado a la erradicación progresiva de la modalidad “24 x 24”, donde hay “otros miles de millones de nuevos soles”, señaló en entrevista con el diario El Peruano.

“Pero estos 600 millones de nuevos soles han servido para renovar la logística en comisarías, en patrullaje, en mejorar sedes policiales y acciones que faciliten la acción policial contra el crimen”, subrayó.

Refirió que antes hubo una desatención al tema de la seguridad, que ahora el Ejecutivo “está revirtiendo”, por ello, la tasa de crecimiento delictivo en el país se ha desacelerado en el 2013 al registrar solo un 5 %, frente al 13.2% del 2010, al 13.6% del 2011, y al 23% del 2012.

“El índice de criminalidad ha ido decreciendo debido a las medidas tomadas por el Gobierno y la ejecución presupuestal que se ha puesto en práctica desde 2014”, destacó.

Albán destacó que producto de estas medidas, han sido desarticuladas 700 bandas en el país, por lo cual es importante trabajar en investigación criminal y en inteligencia para continuar alcanzando estos resultados.

Asimismo, anunció que este año se incorporarán 33.000 efectivos policiales al sistema de dedicación exclusiva en unidades que son paradigmáticas en la lucha contra la criminalidad, como inteligencia, investigación criminal, el escuadrón Verde y el Grupo Terna (Trujillo).

También consideró prudente a fin de ver la magnitud de la situación de seguridad en el país, “analizar la brecha” entre el grado de victimización que alcanza un 35.5%, según el INEI, y la percepción ciudadana sobre inseguridad que llega a 88%.

“En ningún otro país existe una diferencia tan grande, equivalente al 50%, algo está pasando. Delitos hay, la sensación de inseguridad la gente la vive y eso lo debemos tener muy presente las autoridades; sin embargo, no hay que sobredimensionar los hechos”, dijo.

En ese sentido, señaló que respecto al sicariato, se han tomado con bastante ligereza las cifras en el país, porque “en algún momento se señaló que estábamos en 26% o 27% en índices de homicidios por 100.000 habitantes, y eso no es verdad”.

“El INEI ha corregido esa cifra y la situó en 6,4 %, es decir, estamos en el tercio inferior, en cuanto a este tipo de problemas”, precisó.

Respecto al Plan Norte aplicado en Trujillo, éste ha venido dando resultados, porque tras dar golpes importantes a la delincuencia, la población empieza a confiar más en la Policía y crece el número de denuncias de extorsiones, lo cual permite identificar a los maleantes.

Albán aseguró que su despacho está abocado a erradicar la corrupción y reiteró que norma para separar a los malos policías ya está lista a nivel interno, pero debe pasar por la aprobación del Consejo de Viceministros del sector, para luego llegar al Consejo de Ministros.

Acciones en el Vraem. Respecto al combate al narcotráfico en el Valle del río Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), informó que durante la etapa de reconversión de cultivos “no se bajará la guardia respecto al narcotráfico” y se avanzará en interdicción para atacar las pistas clandestinas, laboratorios al servicio del narcotráfico y la incautación de insumos químicos.

“Eso se intensificará de manera muy fuerte en el país, sobretodo en el Vraem”, puntualizó.