El Poder Ejecutivo informó este sábado que ha decidido no prorrogar el estado de emergencia en las provincias de Cajamarca, Bambamarca y Celendín, aunque indicó que las fuerzas del orden se mantendrán en alerta para atender cualquier alteración del orden público.

A través de un comunicado de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), el gobierno peruano consideró que se requiere poner en marcha una agenda de desarrollo en la región Cajamarca y que se necesita trabajar para reducir las brechas sociales y las pérdidas económicas ocasionadas en los últimos meses en esa zona.

Refirió que es compromiso del Gobierno seguir consolidando la inclusión social como única vía para derrotar a la pobreza en las zonas más necesitadas del país.

Señaló que ese compromiso fue manifestado por el presidente Ollanta Humala, el pasado 28 de julio.

“El Gobierno ratifica y garantiza una vez más al pueblo de Cajamarca, el abastecimiento del agua para el consumo humano y para el uso productivo”, recalcó el comunicado.

Subrayó que ese es un objetivo “irrenunciable, en concordancia con las demandas de la población cajamarquina”.