Montevideo, Andina. Autoridades de Uruguay expresaron este domingo su preocupación por el maltrato que inmigrantes de esta nación sudamericana recibieron en Estados Unidos.

Más de 80 uruguayos fueron expulsados de ese país en los últimos meses y algunos tratados como delincuentes, aseguró el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro, en entrevista con el diario La República, difundida este domingo.

"Nos preocupa esta situación", recalcó el titular y señaló que a "algunas de las personas deportadas, los han ido a buscar a sus lugares de trabajo" o en otras ocasiones las han detenido "saliendo de los supermercados".

A ello se añade, el duro trato a que son sometidos los uruguayos pues en ocasiones han "sido puestos en compañía de delincuentes comunes cuando fueron detenidos", señaló el ministro, en declaraciones que recoge Prensa Latina.

El gobierno de Uruguay ha planteado su preocupación reiteradamente a las autoridades migratorias de Estados Unidos, y aunque han obtenido respuesta el problema ha empeorado desde el 1 de diciembre de 2010 hasta la fecha, remarcó.

"Todas estas situaciones han ameritado planteos formales de parte de la cancillería a través de la Dirección de Asuntos Consulares y Vinculación, del embajador Carlos Gianelli, y de los distintos consulados que han tenido que atender estos problemas" en ese país, afirmó.

Por su parte, representantes de Asuntos Consulares y Vinculación señalan que las autoridades migratorias norteamericanas detienen a sus compatriotas uruguayos por "estar indocumentados, los esposan, los llevan a centros penitenciarios y ni siquiera les permiten despedirse de sus familias".

Asimismo, otra de las dificultades que enfrentan los inmigrantes ilegales uruguayos, una vez que el gobierno estadounidense prueba que no tienen los papeles en orden, es el aislamiento y la imposibilidad para acceder a la autoridad dipomática inmediatamente.

Los jerarcas de Asuntos Consulares consideran que el trato hacia esos ciudadanos uruguayos puede representar "una violación a los derechos humanos".