Caracas. El Gobierno de Venezuela ordenó el jueves el cierre de su embajada en Colombia y el retorno inmediato de sus funcionarios al país, poco después de que el presidente Hugo Chávez rompiera todo tipo de relaciones con Bogotá.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, fijó además un plazo de 72 horas para que la misión diplomática de Colombia abandone su país y cierre la embajada en Caracas.

En tanto, Colombia lamentó este jueves que Venezuela haya decidido romper relaciones diplomáticas entre los dos países, tras la presentación de pruebas de Bogotá sobre la presencia de guerrilleros en el territorio vecino.

El embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alfonso Hoyos, manifestó que su país continuará utilizando todos los mecanismos diplomáticos para conseguir una solución a la tolerancia de Venezuela a la presencia de líderes rebeldes.

"Nos parece lamentable este error histórico, el Gobierno de Venezuela debería romper relaciones con las bandas que secuestran, que asesinan y que están dedicadas al narcotráfico y no con un Gobierno legítimamente constituido", precisó Hoyos al canal Caracol Televisión.