El gobierno venezolano despidió a todo su personal diplomático y administrativo del consulado de Venezuela en Miami por supuestos actos irregulares y cuentan con 30 días para abandonar sus funciones.

La cancillería de Venezuela notificó al cónsul José Hernández Bogo el cese de funciones de 29 funcionarios en una circular el viernes 4 de marzo que el mismo representante leyó a su personal, de acuerdo a El Mundo, que cita a la agencia Efe.

Los funcionarios sostuvieron que los despidos se habrían originado por denuncias de ex trabajadores de la representación venezolana en Miami respecto a supuestos actos de corrupción, como cobros ilegales por la expedición de pasaportes. Cabe mencionar que dichos reportes ya habían sido publicados por medios de Miami.

En octubre de 2010 siete funcionarios fueron despedido por, presuntamente, haber formulado las denuncias ante las autoridades venezolanas en Caracas.

Los funcionarios afectados sostuvieron que exigirán al canciller Nicolás Maduro y al presidente Hugo Chávez aclarar el motivo de los despidos.