Caracas. La reapertura de la frontera entre Venezuela y Colombia que inició este sábado a las 6:00 horas y duró hasta las 21:00 hora local se llevó a cabo con total normalidad, reportó el diputado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) Elías Jaua.

Desde el Puesto del Comando Presidencial, ubicado en el Palacio de Miraflores (sede de gobierno), Jaua informó que el desarrollo de este primer día de apertura "se ha dado en completa normalidad", al tiempo que destacó que se trata de una "primera etapa (...) hacia una frontera segura y transparente".

El funcionario venezolano confirmó que autoridades colombianas solicitaron el llenado de la Tarjeta Migratoria para el Tránsito Fronterizo, requisito acordado entre ambos Estados, lo que generó que en horas de la mañana "se aglutinara un grupo de personas" en el Puente Internacional Simón Bolívar.

"Queremos recalcar el impacto positivo que ha tenido en el pueblo los anuncios realizados por el presidente (de Venezuela, Nicolás Maduro). Son medidas para proteger a nuestro pueblo de la guerra especulativa", enfatizó Jaua.

Agregó que desde Caracas (capital) se espera seguir impulsando una frontera "de paz, transparencia e intercambio comercial legal. Hacia allá es donde debemos dirigirnos y es la orientación que el presidente Nicolás Maduro ha dado".

Según informaron autoridades colombianas, durante este primer día de apertura, cerca de 30.000 ciudadanos cruzaron hacia la nación neogranadina, algunos de ellos con la finalidad de adquirir productos de primera necesidad escasos en el país caribeño.

Este paso se da luego de la reunión que sostuvieron el pasado jueves el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, en la cual acordaron reabrir el límite territorial de forma "ordenada, controlada y gradual".

La medida se cumplirá de manera continua desde las 6:00 horas hasta las 21:00 hora local, para que venezolanos y colombianos crucen en ambos sentidos, cumpliendo siempre con los reglamentos migratorios establecidos.

La frontera colombo-venezolana, de 2.219 kilómetros, fue cerrada el pasado 19 de agosto de 2015 por orden del dignatario Maduro, tras denunciar presuntos ataques paramilitares contra funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que patrullaban la zona.