Emen. El presidente Nicolás Maduro señaló este domingo que el país vive momentos complejos y reiteró que está "en desarrollo un golpe de Estrado".

"Estamos en momentos complejos, que nadie se confié, que nadie se llame se llame a engaño, estamos en medio de un golpe de Estado en pleno desarrollo", expresó desde Miraflores en cadena nacional.

Maduro dijo que se declaraba persona non grata a tres funcionarios consulares de la embajada estadounidense en Caracas. Señaló que los nombres y detalles serán informados por el canciller Elías Jaua.

Calificó de "irresponsable" al gobernador de Miranda, Henrique Capriles Radonski, por no activar a la policía del estado para frenar hechos violentos en Chacao, Sucre y Baruta.

Le advirtió líder opositor que está “criando cuervos”, y aseguró que esas crías "le sacarán los ojos".

"Tendrían que ponerse las pilas porque están criando cuervos y cría cuervos y te sacarán los ojos Capriles, esos cuervitos a los que tú amamantas, te sacarán los cuervos a ti Capriles y a todos los tuyos. Les falta valentía y coraje", expresó el mandatario.

Más temprano, el presidente anunció a través de su cuenta en Twitter que se encontraba reunido con su equipo de trabajo evaluando acciones para derrotar "el golpe fascista", informó que esta noche se dirigiría al país.

Informó que el embajador venezolano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Roy Chaderton, le comunicó que el subsecretario adjunto para América del Sur del Departamento de Estado, Alex Leed, le hizo llegar un comunicado en el que solicitan detener las acciones judiciales contra el dirigente de Voluntad Popular, Leopoldo López, por "las consecuencias internacionales que puede generar" su detención.

Maduro dijo que el país había respondido con un comunicado y calificó de "insolente" la solicitud.

Durante la cadena, el mandatario mostró varios videos de los destrozos causados por los hechos de violencia en los días 12 y 13 de febrero. También estaban presentes trabajadores del Metro de Caracas, que aseguraban haber sido golpeados por manifestantes.