Caracas. El presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela (CIV), Aquiles Martini, aseguró que será imposible cumplir la meta gubernamental de construir 153.000 viviendas este año, según cálculos con base en los datos oficiales del primer semestre.

“El objetivo de las 153.000 viviendas para este año pareciera que no se va a poder lograr. Los propios datos del Banco Central de Venezuela señalan que al cierre del segundo trimestre se habían concluido poco más de 16.000 unidades”, dijo Martini.

Eso significa apenas 20% de las 76.500 unidades que, según los planes gubernamentales, tendrían que haber sido entregadas en el primer semestre del año para cumplir la meta planteada.

Señaló que pese al anuncio hecho por el presidente Hugo Chávez de inyectar 14,6 millardos de bolívares fuertes a la Misión Vivienda, será imposible concluir los urbanismos este mismo año, porque se han agravado lo problemas de abastecimiento de insumos, en especial cabillas y cemento; a lo que se suma el impacto del racionamiento eléctrico.

Además, recordó que fue apenas hace dos semanas cuando se determinó el medio para la entrega de recursos, lo que retrasó la reactivación de urbanismos que estuvieron paralizados tras la intervención de las empresas constructoras.

Explicó que según las estimaciones de BCV, la construcción de un urbanismo tarda en promedio 5,1 años, “por lo que comenzamos ahorita será en 5 años cuando se puedan entregar esas viviendas”, dijo Martini.

Martini también señaló que aunque el sector privado ha dicho estar en capacidad de construir 200.000 unidades, no muchas de ellas han comenzado a edificarse, pues no se ha fijado el precio de venta (una prerrogativa que tendría el Ejecutivo) ni están dadas las condiciones en lo que respecta al flujo de materiales.

Sobre el mercado de alquiler, recordó que los datos del primer trimestre (últimos disponibles) señalan una caída de 48% del número de unidades para la renta solo en el Área Metropolitana de Caracas.