Buenos Aires. El gobierno argentino designó a un representante en un sindicato petrolero que mantiene paralizada la producción de crudo desde inicios de abril en el sur del país, luego que la justicia de la patagónica Santa Cruz interviniera la organización laboral.

La función del delegado será normalizar al sindicato en rebeldía por disputas internas, con lo que garantizaría las tareas laborales.

Los trabajadores petroleros del extremo sureño de Argentina rechazaron a inicio de semana un acuerdo sindical con representantes de la industria y mantuvieron la medida de fuerza, que amenazaba con el desabastecimiento de combustible.

"Queremos aportar a la solución del problema", dijo el ministro de Trabajo Carlos Tomada ante la prensa, y explicó que la decisión de nombrar a un funcionario que intervenga en el sindicato fue en respuesta a un fallo de la justicia santacruceña dada las diferencias internas en la organización.

Para el gobierno, la actividad laboral se debería reanudar de inmediato.
La huelga frenó la producción en campos de Repsol-YPF, Sinopec -comprados reciente a Occidental Petroleum Corp- y Pan American Energy en el norte de la provincia de Santa Cruz, donde se origina casi el 20% del crudo de Argentina.

Los representantes de los petroleros habían acordado el lunes un incremento salarial, mejores condiciones laborales y, además, el gobierno había ordenado el cese de la medida de fuerza, pero una asamblea de trabajadores, en disidencia con la cúpula sindical ahora intervenida, resolvió mantener la protesta.

Para levantar la huelga, los trabajadores exigen la renuncia del secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de la provincia austral de Santa Cruz, Héctor Segovia.

Los trabajadores acusan al líder sindical de no escuchar sus reclamos para realizar los acuerdos con las autoridades.

Las empresas habían acordado conceder a los trabajadores afiliados en el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz un alza salarial del 10% retroactivo a marzo, y una mejora de las condiciones de trabajo.