Santo Domingo. El gobierno del presidente Michel Martelly y la oposición política de Haití, que se mantuvieron enfrentados el año pasado, lanzarán esta semana una nueva tentativa de diálogo que permita avanzar hacia el desarrollo del país, anunció este miércoles la entidad que auspicia el acercamiento.

La Conferencia Episcopal de Haití, en su calidad de mediadora, señaló en un comunicado que el nuevo intento de diálogo entre las fuerzas políticas haitianas se iniciará este viernes 24, y girará en torno a "las elecciones, la buena gobernanza y la Constitución", tres temas esenciales en la agenda nacional.

"Después de escuchar a representantes del Poder Ejecutivo, de los partidos políticos y del Parlamento, hemos establecido una agenda que resume las principales preocupaciones de los actores involucrados", dijo la conferencia en un comunicado.

"Todas las cuestiones no han sido resueltas ni todas las condiciones aceptadas, pero algunas cuestiones han sido allanadas", agregó la entidad.

El comunicado señala que las estructuras organizadas de la sociedad civil serán los observadores oficiales del diálogo que se realizará en el principal centro de convenciones de Haití, con la asistencia de las principales figuras de la política haitiana.

Haití debe elegir este año a un tercio del Senado (diez legisladores), además de otros 142 concejales y 570 asambleístas locales en todo el país, en unas elecciones programadas para el próximo 26 de este mes.

Haití repitió el año pasado otra crisis política que terminó por aplazar unas importantes elecciones parciales programadas para principios de 2012, y dejó a medias el proceso de reconstrucción nacional al cumplirse el tercer aniversario del terremoto de enero de 2010.

Las protestas se acentuaron a finales de 2013 cuando la oposición salió a las calles para reclamar la renuncia del presidente Michel Martelly, quien se mantuvo enfrentado con el Poder Legislativo, aunque logró algunos avances en la aplicación de programas sociales y en la recuperación económica del país.

En octubre del año pasado, Martelly se reunió con el presidente del Senado, Dieuseul Simon Desras, y con el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Jean Tolbert Alexis, en un intento de retomar las conversaciones con el Legislativo, pero las negociaciones fracasaron.

La Misión de la ONU para la Esatabilización de Haití (Minustah) presentó este martes un informe en el que destaca la necesidad de resolver muchas cuestiones pendientes en el país con respecto al estado de derecho, cuyo buen funcionamiento sigue siendo un reto para los haitianos.

"El establecimiento de mecanismos apropiados de control y verificación debe continuar acompañado por una estabilidad real y una fuerte voluntad política, especialmente con relación a las elecciones para el Senado y los municipios", señaló el documento de la Minustah.

Haití debe elegir este año a un tercio del Senado (diez legisladores), además de otros 142 concejales y 570 asambleístas locales en todo el país, en unas elecciones programadas para el próximo 26 de este mes.

El proceso sufrió meses de retraso por pugnas entre el Ejecutivo y el Legislativo sobre la conformación del tribunal electoral, y luego por diferencias en cuanto a la ley que debe servir como base para llevar a cabo las elecciones.

A la fecha, 40 partidos políticos se han registrado para participar en los comicios tentativamente programados para el próximo 26 de enero, aunque ninguno opositor, que se negó a inscribirse debido a que la ley electoral no había sido promulgada al momento de realizarse la convocatoria.

La Minustah también resaltó que muchos proyectos de ley están pendientes de discusión en el Parlamento, pero al mismo tiempo destacó los avances en materia de seguridad, sobre todo en la ampliación de la policía de 6.676 efectivos en 2006 a 10.132 en 2012.

La víspera, el primer ministro haitiano Laurent Lamothe destacó los avances en materia de seguridad, y puso como ejemplo la reducción de un 58 por ciento de la tasa de secuestros en el país.

"Las estadísticas han superado las expectativas en la lucha contra el crimen. Haití se convierte cada vez más en un destino turístico seguro en la región", dijo Lamothe, al encabezar una reunión del Consejo de la Policía Nacional y la Minustah sobre los logros en materia de seguridad y metas para este año.