México, EFE. El gobierno mexicano y líderes políticos de la oposición acordaron este miércoles velar para que los programas sociales no se usen con fines electorales, tras las denuncias hechas en los últimos días sobre un uso irregular de esos fondos.

El acuerdo fue adoptado en una reunión que mantuvo este miércoles el secretario (ministro) de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, con los dirigentes de la oposición Jesús Zambrano y Gustavo Madero, entre otras personalidades, según se informó oficialmente.

Un comunicado dado a conocer por la Secretaría de Gobernación al final de ese encuentro, realizado a puerta cerrada, indica que las partes habían decidido trabajar "para evitar que se utilicen con fines electorales" los programas sociales del país.

La semana pasada, el conservador Partido Acción Nacional (PAN), que gobernó en México entre 2000 y 2012, denunció que funcionarios encargados de programas sociales estaban desviando fondos para ganar lealtades políticas en favor del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el estado oriental de Veracruz con vistas a los comicios locales del 7 de julio próximo.

Denuncias parecidas hicieron este martes representantes del PRI contra el PAN cuando ese partido gobernaba en México, aunque las grabaciones de conversaciones telefónicas que aportaron no eran tan contundentes como las que dio a conocer el PAN.

Las primeras denuncias motivaron que el PAN y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) decidieran ausentarse de un acto oficial en el que se iba a presentar ayer una importante reforma del sistema financiero.

Esa reforma forma parte del Pacto por México, un acuerdo político al más alto nivel que fue suscrito en diciembre pasado entre el gobierno y líderes de la oposición para impulsar reformas económicas y políticas.

Al conocerse la decisión de la oposición de ausentarse del acto de la presentación de la reforma financiera, la ceremonia fue aplazada sine díe, y el gobierno decidió abrir un diálogo con las fuerzas políticas para limar asperezas y garantizar la continuidad del Pacto.

La primera reunión a partir de ese compromiso oficial se llevó a cabo hoy y en ella participaron, además de Osorio Chong, los presidentes del PAN, Gustavo Madero, y del PRD, Jesús Zambrano, así como el líder del PRI, César Camacho, entre otros.

En el encuentro, según el comunicado oficial, "se comprometieron a reanudar el diálogo al interior del Pacto (por México) para seguir avanzando en la agenda de reformas" recogida en ese acuerdo de consenso político.

"Todas las partes reafirmaron su convicción de que la agenda de reformas propuesta por el Pacto esté por encima de los intereses partidistas", agrega la nota.

También acordaron "que se deben garantizar la limpieza de los procesos electorales, el cumplimiento de la ley y el castigo de los delitos que se cometan para darle certidumbre a la población".

El 7 de julio próximo se celebrarán elecciones locales en 14 de los 32 estados del país. En uno de ellos, Baja California, se designará un nuevo gobernador, y en 14 estados se elegirán legisladores y autoridades municipales.

Aparte del comunicado oficial de esta reunión no ha habido comentarios de los dirigentes de la oposición presentes en la entrevista.