El Salvador. El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, exguerrilla), que gobierna por primera vez ese país desde el 1 de junio del 2009 con el presidente Mauricio Funes, defiende su gestión al aducir que atacó“la marginación social” y atendió a estudiantes de escuelas públicas, a los ancianos y a las mujeres.

“Nos hemos ganado el derecho de gobernar cinco años más”, es el mensaje del vicepresidente de ese país, Salvador Sánchez Cerén, y candidato presidencial del FMLN, que lleva como compañero de fórmula a Óscar Ortiz, el exitoso alcalde de la ciudad de Santa Tecla.

Desde el fin de 12 años de guerra civil en ese país en 1992, por primera vez la otrora fortalecida derecha se presenta dividida.

La Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), que gobernó entre 1989-2009, participa con el alcalde de San Salvador Norman Quijano como su candidato, con el mensaje “Juntos vamos a recuperar a El Salvador”.

Quijano promete reprimir a la delincuencia común y a las violentas pandillas, que mantienen una tregua entre ellas desde marzo del 2012, pero que siguen delinquiendo a pesar de la reducción de los homicidios de 14 a 6.9 por día.

En tanto, el expresidente Elías Antonio Saca (2004-2009), quien fue expulsado de Arena, ahora se presenta a las urnas bajo la bandera de la coalición Movimiento Unidad, que integran los minoritarios Partido de Derecha Concertación Nacional, la Democracia Cristiana y la Gran Alianza por la Unidad Nacional.

En los comicios, que serán verificados por la Organización de Estados Americanos, por primera vez 10.337 salvadoreños de casi 3 millones de ciudadanos que residen en el extranjero se inscribieron para participar, y ya comenzaron a enviar su voto por el servicio postal ordinario.

La campaña electoral comenzó sin incidentes el 1 de octubre último y cerrará el próximo 29 de enero.