Londres. Gran Bretaña expresó este jueves su decepción por la decisión de Ecuador de conceder asilo político al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, quien ha estado refugiado en la embajada del país sudamericano en Londres por casi dos meses.

"Estamos decepcionados por la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador, de que Ecuador ha ofrecido asilo político asilo a Julian Assange", dijo un portavoz de la oficina de asuntos exteriores.

"Bajo la ley británica, habiendo agotado todas las opciones de apelación con el señor Assange, las autoridades británicas están bajo la obligación vinculante de extraditarlo a Suecia. Llevaremos a cabo esa obligación", agregó.

En un comunicado, un portavoz del ministerio británico de Asuntos Exteriores indicó que, en virtud de la legislación del Reino Unido y agotadas ya todas las vías legales, "el gobierno está obligado a extraditar a Suecia" al activista australiano.