Lima. Diversas organizaciones ambientalistas, gremios sindicales y sociales de Perú acordaron iniciar el próximo 27 de julio un paro nacional indefinido por supuestos daños ambientales ocasionados por actividades extractivas en zonas vulnerables, indicó hoy el presidente del Frente de Defensa Ambiental, Carlos Chavarría.

Según Chavarría, esta medida fue acordada por los delegados de frentes de defensa regionales, provinciales y distritales, sindicatos y gremios a nivel nacional, para preservar la vida y soberanía nacional ante la proliferación de actividades mineras sin control ambiental.

También precisó que otra demanda de la población peruana es la rebaja del 50% del precio de los servicios básicos como las tarifas de agua potable, energía eléctrica, telefonía móvil, gas y los combustibles.

El anuncio de paro nacional en este país se da en medio de protestas en la ciudad surandina de Arequipa donde la población lleva a cabo una serie de protestas en contra del proyecto minero Tía María, situación que ha provocado un muerto y decenas de heridos.

Chavarría puntualizó que la medida de fuerza, además, demanda la liberación de dirigentes ambientalistas detenidos durante las protestas en contra de las actividades extractivas.

El gobierno peruano ha llamado a la cordura a los manifestantes y viene impulsando un diálogo con las organizaciones sociales que se oponen al proyecto minero Tía María alegando que contaminan sus ríos y atentan contra las actividades agrícolas.