Buenos Aires. Gremios y organizaciones sociales marcharon este lunes por las principales avenidas de Buenos Aires en repudio a las negociaciones del gobierno del presidente argentino, Mauricio Macri, con el Fondo Monetario Internacional (FMI), y para rechazar las alzas de tarifas en servicios públicos.

Los manifestantes se concentraron poco antes del mediodía en la Plaza Lavalle, frente al Palacio de los Tribunales, y desde allí marcharon por la avenida Roque Sáenz Peña hasta la Plaza de la República, donde se erige el emblemático Obelisco "porteño".

La convocatoria fue impulsada por la Confederación General del Trabajo (CGT), la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y la Juventud Sindical Nacional (JSN), "en repudio al incremento de la tarifas de servicios públicos y por la actual crisis socioeconómica", dijeron los organizadores en un comunicado.

A metros del Obelisco, los manifestantes realizaron un acto simbólico de protesta a través del cual se escenificó, con una obra de teatro, delante de globos amarillos y negros, "cómo golpea el aumento de los precios de las tarifas al conjunto de los trabajadores, y el repudio a pedir un 'salvataje' (salvamento) al Fondo Monetario Internacional (FMI)".

 

Simularon, además, la presencia de camiones de caudales con dinero, y exhibieron carteles en rechazo al aumento de las tarifas de los servicios públicos.

La semana pasada, el gobierno del presidente Macri solicitó "una línea de apoyo financiero" al FMI, luego de dos semanas de volatilidad cambiaria, que el pasado viernes llevó al dólar a su punto más alto en lo que va de 2018, tras alcanzar los 23,73 pesos por unidad de la moneda estadounidense.

Este lunes, el tipo de cambio se ubicó por encima de 25 pesos por dólar.

El titular de la CATT e integrante del triunvirato que conduce la CGT, Juan Carlos Schmid, dijo durante el acto: "No nos quedamos en las declaraciones, vamos a continuar llevando adelante estas manifestaciones contra el tarifazo y la situación económica general, que es preocupante".

"Millones de argentinos padecemos, más que un ajuste económico, un verdadero estrangulamiento de nuestras condiciones de vida", sostuvo el dirigente ante empleados de los gremios aeronáuticos, del sector textil, del sindicato de trabajadores judiciales y de peajes.

En diálogo con Xinhua, Andrés Piumato, referente de la Juventud Sindical del gremio de los trabajadores judiciales, señaló que "la protesta de hoy se basa un poco en hacer una crítica al gobierno, contundente, por medio de una obra teatral que se va moviendo por la calle, con el sentido de una protesta en contra de los tarifazos que vienen sacudiendo el bolsillo de los trabajadores y hacen que al trabajador le cueste llegar a fin de mes y tener sus necesidades básicas, que son tener luz, gas, agua y los alimentos básicos para poder subsistir".

Sobre la petición de auxilio financiero al FMI, el dirigente dijo: "Que Argentina vuelva al Fondo Monetario a los trabajadores nos parece volver a uno de los pasados más oscuros, ya que sabemos que el FMI pone reglas, una vez que entra a cada país por medio de un préstamo, y esas reglas son siempre en contra de los trabajadores, cercenando derechos".

 

"Estar acá, en la calle, con los trabajadores, oponiéndonos a los tarifazos y a la vuelta al FMI es lo que tenemos que hacer los trabajadores, los delegados, los jóvenes", instó Piumato.

El pasado martes, el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, viajó a Washington, y al día siguiente sostuvo una reunión con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, con quien abordó aspectos del monto y los criterios del financiamiento, los cuales no han sido publicados.

Según un comunicado del Ministerio de Hacienda, la línea de crédito es de tipo "stand by", que implica una de las modalidades de financiamiento tradicionales en las que el FMI se involucra más con la política económica del país solicitante.

De acuerdo con analistas, el monto ofrecido por el FMI a Argentina puede oscilar de US$20.000 millones a US$30.000 millones, en un contexto en que Argentina debe cancelar una cifra similar por vencimiento de títulos de deuda mañana martes.

Los títulos a vencer son Letras del Banco Central (Lebac) en pesos, que prevén ser renovadas por el banco emisor mediante un nuevo aumento de las tasas de estos instrumentos de deuda, las cuales diversos analistas estiman en más del 100% anual.