Lima. Un grupo de arqueólogos descubrió una ofrenda en la ciudadela de Machu Picchu, con piezas de cerámicas, anunció este lunes Carlos Werner Delgado, de la Dirección Regional de Cultura (DRC) de la ciudad peruana de Cusco.

El experto detalló que los restos, que probablemente proceden de la cultura Chimú, están integrados por un olla ceremonial, piedras talladas, cantaros cerámicos antopomorfos, diez cuentas de malaquita y una pinza de bronce de 1,5 a 3 centímetros.

Adicionalmente, el equipo de investigadores también encontró dos platos cermoniales, cuatro ollas (dos en buenas condiciones y dos fragmentadas) y una olla ceremonial Chimú de color negro.

El equipo de arqueólogos precisó que las piezas datan de la época del inca Pachacútec, que gobernó entre los años 1438 y 1470 después de Cristo, pero por la presencia de algunos vestigios de la cultura Chimú sería más antiguo, de los años 1000 a 1200.

Delgado explicó que las piezas estaban a 70 centímetros bajo tierra en el patio de un ambiente de tres muros conocidos como "Wayrana" (lugar de ventilación en lengua quechua), ubicada en el Templo del Cóndor y el sector astronómico de Machu Picchu.

Según el investigador, estas piezas posiblemente pertenecerían a una ofrenda llevada a cabo por los sacerdotes incas a los "apus" (dioses cerros) de Machu Picchu y el nevado de Salcantay, por la forma como se habían colocado bajo tierra.

Las piezas serán trasladadas al Museo de Machu Picchu, que se encuentra en la ruta de ingreso a la famosa ciudadela inca, donde los expertos de esta institución se abocarán al trabajo de investigación de todos los hallazgos.