La Habana. Un grupo disidente dijo este sábado que el gobierno cubano detuvo temporalmente por "motivos políticos" a unos 200 opositores en el país antes de la celebración del Día Internacional de los Derechos Humanos proclamado por las Naciones Unidas.

El gobierno cubano, que considera a los disidentes "mercenarios" al servicio de su enemigo Estados Unidos, planeó este sábado una velada con juegos y eventos culturales en un parque donde la oposición preparaba una marcha por el 63 Aniversario de la Declaración de los DDHH, según la prensa local y fuentes de la oposición.

"Alrededor de 200 detenciones por motivos políticos han tenido lugar en los últimos nueve días en todo el país previo al Día Internacional de los Derechos Humanos", dijo el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, Elizardo Sánchez, quien representa a este grupo ilegal pero tolerado.

Sánchez dijo que el balance en la cifra de detenciones de "corta duración" no puede ser precisada aún.

"Las autoridades están utilizando la táctica de arrestos de corta duración para impedir manifestarse que son liberados una horas o días después", manifestó Sánchez por teléfono a Reuters.

Grupos internacionales de derechos dicen que las leyes cubanas prohíben toda forma de protestas disidentes, mientras que el gobierno sostiene que la educación y salud gratuitas en la isla son dos de las muestras de respeto a los derechos humanos.

Simpatizantes del gobierno cubano impidieron este viernes que las Damas de Blanco, un grupo opositor, organizara una marcha en el centro de La Habana .

Las Damas de Blanco inicialmente se formó como un grupo de esposas y madres de 75 opositores encarcelados en una redada del gobierno en marzo del 2003 contra la disidencia.

Los integrantes del grupo de los 75 han sido liberados todos y la mayoría ha viajado al extranjero.

La redada contra los disidentes se conoce como la Primavera Negra que provocó una serie de críticas contra el gobierno de La Habana.

Sin embargo, las naciones europeas ahora han retomado un acercamiento con el gobierno desde la excarcelación de más de un centenar de presos políticos tras un inédito diálogo entre el presidente Raúl Castro y la Iglesia Católica en mayo del 2010.

El gobierno cubano, que llegó al poder en 1959 liderado por el ex presidente Fidel Castro al derrocar a un dictador apoyado por Washington, ha tenido que soportar un embargo comercial de Estados Unidos desde la década de 1960.

Medios estatales de comunicación divulgaron este sábado comentarios de expertos por el aniversario adoptado por Naciones Unidas en alusión a la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948.

"El cumplimiento de los compromisos internacionales (...) ha estado implícito en la obra de la Revolución Cubana a pesar de la guerra económica (...) y además a las conjuras sistemáticas para destruirla", declaró un investigador y analista del Ministerio del Interior, José Luis Méndez, en un artículo divulgado en el sitio (www.cubadebate.cu).