Atenas. La guardia costera griega interceptó el lunes un barco canadiense que partió con destino a Gaza con una carga de medicamentos y una tripulación de activistas pro-palestinos que desafiaron una restricción del gobierno de Atenas, dijo uno de ellos.

El bote, llamado "Tahrir", zarpó desde un puerto en la isla de Creta, indicó a Reuters un testigo. Las autoridades griegas informaron que los barcos que transportan activistas con destino a Gaza y ayuda humanitaria para los palestinos tienen prohibido salir de los puertos griegos.

Un activista en Atenas dijo a Reuters que la tripulación de más de 40 personas está formada principalmente por canadienses, aunque también hay ciudadanos de Bélgica, Francia, Italia y Turquía.

"Ellos (la guardia costera griega) tomaron el control de nuestro bote. Todos nos resistimos pero nadie está gravemente herido", afirmó el activista David Heap, hablando por teléfono desde el barco.

Y agregó: "Parece que nos están llevando de vuelta a Creta, pero nuestro destino es y seguirá siendo Gaza. En este punto, el bote ha sido capturado, pero por el momento nadie ha sido arrestado".

Justo un año después del ataque de la marina israelí contra otra flotilla pro-palestina, en el que murieron nueve activistas, las autoridades griegas anunciaron el viernes que los barcos con destino a Gaza no podían salir de sus puertos, aunque navegarían en aguas internacionales.

Grecia ofreció transportar la ayuda humanitaria a la Autoridad Palestina el domingo luego de imponer la restricción sobre la última flotilla y de arrestar al capitán de uno de los barcos.

Pero uno de los activistas, Huwaida Arraf, rechazó la oferta griega, diciendo: "Esta propuesta (...) es insuficiente porque sería colaborar con el bloqueo israelí. Esto no es sólo sobre la ayuda, es sobre los derechos humanos de las personas".