Ciudad de Guatemala. Los costos de reconstrucción en Guatemala por los daños dejados por una tormenta tropical el mes pasado podrían llegar a US$1.000 millones, dijo el presidente Alvaro Colom, sugiriendo que un sistema fiscal más fuerte haría que el país recibiera ayuda internacional.

Unas 160 personas murieron en Guatemala por la lluvia intensa arrojada por la tormenta tropical Agatha sobre Centroamérica a finales de mayo, ocasionando deslaves e inundaciones.

Puentes, caminos y más de 100.000 casas fueron destruidas en el país por la tormenta. Algunas granjas cafetaleras fueron afectadas, lo que podría reducir la producción de café del país en 3%.

Colom, durante una gira por una de las regiones más afectadas en el departamento de Izabal, dijo que costaría entre US$650 millones y US$1.000 millones reparar la infraestructura dañada.

Guatemala ya ha recibido ayuda internacional. Japón donó US$220.000 en equipo y materiales de construcción, Naciones Unidas también entregó cientos de miles de dólares en ayuda de emergencia, mientras que la Unión Europea ha prometido 3 millones de euros.

Reforma fiscal. Pero el presidente, quien está impulsado una reforma fiscal, dijo que Guatemala debe demostrar a los donantes internacionales que está tratando de hacer todos los esfuerzos posibles de elevar la recaudación de impuestos.

"Tenemos una cooperación internacional fuerte pero Guatemala tiene que demostrar que tiene un nivel de recaudación fuerte y su transparencia", dijo a reporteros.

La propuesta de reforma, que incluye elevar el impuesto al ingreso, ha sido fuertemente criticada por la cámara de negocios local y por las fuerzas de oposición.

La propuesta está estancada en el Congreso, y no será debatida sino hasta agosto, cuando se reinicien las sesiones legislativas.

Guatemala actualmente tiene una de las tasas de recaudación más bajas en Latinoamérica.

"No es un secreto que Guatemala se quedó rezagada en toda el área en su reforma fiscal", dijo Colom. "Tenemos que hacer algo los guatemaltecos para demostrar a la comunidad internacional", agregó.

Guatemala, el mayor productor de café en Centroamérica, tenía una proyección de 3.76 millones de sacos de café para la cosecha 2009/10 antes de la tormenta.

Además del daño a las cerezas de algunos cafetos, los productores temen que la humedad dejada por Agatha pudiera generar hongos que dañen aún más su cosecha.