Ciudad de Guatemala. El Gobierno de Guatemala entregó este jueves un documento militar que contiene evidencia de las masacres perpetradas por soldados durante la guerra civil, y que serviría para llevar a la justicia a altos mandos por homicidio.

Una copia de un archivo militar de la década de 1980, que incluye mapas, telegramas y reportes de patrullas sobre una operación llamada "Plan Sofía", fue enviado por correo de manera anónima el año pasado al presidente Álvaro Colom.

El Gobierno verificó su autenticidad, y lo entregó a la fiscalía general, que tiene un añejo caso contra el ex dictador Efraín Ríos Montt en el que se le acusa de ordenar el asesinato de miles de civiles.

El documento fue entregado también para que sea usado en un caso paralelo en España, promovido por la activista de derechos humanos Rigoberta Menchú.

Casi un cuarto de millón de personas, principalmente indígenas mayas, murieron durante la guerra civil de 26 años en la que se enfrentaron guerrillas izquierdistas contra las fuerzas de seguridad.

Ríos Montt, de 83 años, aún es integrante del Congreso en Guatemala.

Una comisión de la verdad respaldada por Naciones Unidas llegó a la conclusión de que 85% de los asesinatos fue cometido por el Ejército, pero esta es la primera vez que un documento militar podría vincular a la parte alta de la cadena de mando con las violaciones de derechos humanos en los tribunales.

"Muestran que Ríos Montt y los altos comandantes estaban al tanto y dirigiendo una política que Naciones Unidas dice que constituyó genocidio", dijo a Reuters Andrew Hudson del organismo Human Rights First, con sede en Washington.

A su llegada al poder en 2008, Colom se comprometió a atender los casos de violaciones de derechos humanos durante la guerra civil.