Ciudad de Guatemala. El gobierno de Guatemala prorrogó este martes por 30 días la suspensión de garantías constitucionales en un remoto departamento a donde envió soldados y policías para combatir la fuerte presencia de bandas de la droga mexicanas.

El estado de sitio, decretado de diciembre para el departamento de Alta Verapaz -donde opera la banda mexicana llamada Los Zetas-, vencía originalmente el miércoles.

La empobrecida nación centroamericana lucha por contener la creciente violencia causada por la expansión al sur de las actividades de los cárteles de la droga de México.

"Después de una conversación con los alcaldes y autoridades de Alta Verapaz decidimos que es mejor continuar con el estado de sitio", dijo en conferencia el presidente, Alvaro Colom.

La empobrecida nación centroamericana lucha por contener la creciente violencia causada por la expansión al sur de las actividades de los cárteles de la droga de México, que enfrentan en su país una campaña militar en su contra.

En el mismo evento, el ministro de Gobernación, Carlos Menocal, explicó que durante este mes de estado de sitio se incautaron un millón de dólares en vehículos, así como 48 fusiles, 33 ametralladoras, 19 granadas y se capturó a 21 personas sospechosas de pertenecer a Los Zetas.

"El estado de sitio empieza a cumplir con su objetivo, recuperar la gobernabilidad en Alta Verapaz", dijo Menocal.