El Ministerio Público de Guatemala pidió 6.060 años de prisión en contra de Pedro Pimentel Ríos, acusado por la masacre de las Dos Erres en Petén, en 1982. El caso es conocido en el Tribunal Primero B de Mayor Riesgo.

Pimentel está sindicado de los delitos de asesinato y deberes contra la humanidad tras haber participado presuntamente en la matanza de 201 campesinos.

El ex kaibil (soldados de élite del ejército de Guatemala) Favio Pinzón Jerez, quien es testigo protegido del MP y que participó en la masacre en el parcelamiento Dos Erres, Petén, en 1982, reveló el pasado 29 de febrero por medio de videconferencia detalles de la forma en que mataron a las personas el 7 de diciembre de ese año.

El testigo narró que la primera víctima que mataron fue a un recién nacido. Explicó que incursionaron en el parcelamiento a las siete horas y empezaron a separar a la población. A las mujeres y los niños los dejaron en la iglesia evangélica, y a los hombres, en la escuela.

Pasado el mediodía empezaron a matar a la población y terminaron a las 18 horas. A los hombres los torturaron antes, ya que tenían heridas en el cuello, explicó.

Después, uno a uno los llevaban a un pozo, les vendaban los ojos y les pegaban con una almágana, para que cayeran al pozo de 15 metros, detalló.