Ochenta toneles con pasta para elaborar cocaína que fueron decomisados en Puerto Quetzal, Escuintla, dejan al descubierto que Guatemala se ha convertido en un lugar para la elaboración de drogas, informaron las autoridades.

Según investigadores, este es el primer cargamento de esa naturaleza que se detecta en el país.

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, explicó que “Guatemala dejó de ser un lugar de trasiego de droga y ahora se ha convertido en un productor de estupefacientes, y prueba de ello han sido los laboratorios clandestinos que se han descubierto y destruido en el país”.

El funcionario afirmó que los carteles del Pacífico o de Sinaloa podrían ser los que dominan el tráfico de drogas en el Puerto Quetzal, donde fue localizada la pasta para elaborar cocaína y donde se han incautado toneladas de precursores químicos este año.

El ministro añadió que en el área de San Marcos también han desmantelado laboratorios del narcotráfico.

Desde Asia. Las primeras investigaciones emprendidas por la Policía han llevado a descubrir que el cargamento incautado este lunes último salió de Taiwán y pasó por Panamá.

Además, el manifiesto del cargamento decomisado en Puerto Quetzal establece que es de barniz, y la compañía importadora es Adler Rading, S.A., con dirección en la 18 avenida 40-23, zona 12 capitalina.

Según comprobaron reporteros de este matutino, esa dirección le corresponde a otra empresa.

El contenedor fue inmovilizado junto con otros cinco contenedores, el miércoles 8 de agosto, cuando los tres sindicatos de la Portuaria promovieron la paralización de labores.

Agentes de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica revisaron el contenedor y el resultado fue el decomiso de la pasta base para fabricar cocaína.

Duro golpe. López Bonilla dijo que aunque no han podido calcular el valor de la pasta decomisada, considera que le dieron un duro golpe al narcotráfico.

El ministro indicó que el Puerto Quetzal tiene muchas puertas de ingreso, y lo ideal para erradicar el paso de droga y el contrabando de mercadería sería que todos los contenedores fueran revisados, a fin de evitar que se utilicen para el trasiego.

A criterio de López Bonilla, el narcotráfico ha comprado voluntades de varios funcionarios, y no descarta que también la de algunos empleados de la Portuaria.

Miguel Gutiérrez, de la Superintendencia de Administración Tributaria, resaltó que trabajan no solo en el problema de narcotráfico, sino en el contrabando de la mercadería y evasión de aranceles.

Allan Marroquín, interventor de la Empresa Portuaria Quetzal, señaló que una red bien estructurada, que tiene vínculos con un cartel del narcotráfico y contrabando, podría estar tras la negativa de modernizar el puerto.

Postura. Lázaro Noé Reyes, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Portuaria Quetzal, expresó, en referencia a las declaraciones de López Bonilla y de Marroquín, que si existen pruebas que capturen a los responsables.

El secretario general del Sindicato Unido de Trabajadores de Portuaria Quetzal, Julio Esquivel, refirió que le extrañaron los señalamientos porque en todos los gobiernos se han registrado incautaciones y nunca han visto a ninguna persona detenida.

La cocaína es uno de los estupefacientes más trasegados en Latinoamérica, y tiene como destino países de alto consumo como EE.UU. y varios de Europa.

Gobernación. Carteles implicados. Mauricio López Bonilla, ministro de Gobernación, expuso que “los carteles del Pacífico o de  Sinaloa serían los que tienen el tráfico de drogas en el puerto”.

Añadió que Guatemala dejó de ser un país de trasiego de drogas y se ha convertido en productor.

Sindicato. No deben especular. Lázaro Reyes, secretario general del Sindicato de la Empresa Portuaria, dijo que “si las autoridades tienen pruebas que las muestren, pero no se debe especular”.

Añadió que como trabajadores no protegerán a nadie que esté involucrado en el narcotráfico.