Bogotá. El jefe de la delegación de paz de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Iván Márquez", rechazó hoy el informe periodístico en el cual se asegura que el grupo armado tiene una fortuna de 10.000 millones de dólares.

"Iván Márqiez" calificó de "imaginario" el informe periodístico publicado por el revista británica "The Economist", en el cual se afirma que esa guerrilla tiene bienes y recursos ocultos en varios países.

"Qué pifia la 'The Economist'. Debiera revisar sus fuentes y no creer en cuentos sobre fortunas imaginarias de la insurgencia", escribió el jefe insurgente en su cuenta de Twitter.

En la víspera, el presidente colombiano Juan Manuel Santos aseguró que desconoce la fuente de la información publicada por la revista británica.

"Me puse a averiguar cuáles podrían ser los miembros, los analistas del gobierno, y no los he podido encontrar. No hay en el Ministerio de Defensa, ni en la inteligencia del Ejército, ni en la inteligencia de la Armada; ni en la UIAF (Unidad de Información de Análisis Financiero), ni en el Ministerio de Hacienda, ni en la DIAN (estatal Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales de Colombia)", sostuvo.

Santos anunció que el gobierno investigará cuál es la fuente del semanario británico, luego de que sus autores aseguraron basarse en información suministrada por "funcionarios del gobierno".

"Llevo 10 años, 10 años, persiguiendo la plata de las FARC, como ministro de Defensa y como presidente, con la colaboración no sólo de la inteligencia colombiana, de la inteligencia de Estados Unidos, de la inteligencia Británica, de la inteligencia Suiza, de muchos bancos y no hemos podido dar con esas cuentas fabulosas", sostuvo.

El jefe de Estado no descartó sin embargo que los líderes guerrilleros tengan dinero guardado en "algún lugar".

"A mí no me cabe la menor duda de que posiblemente están guardando dinero en alguna parte. Pero el gobierno no tiene esa información, la hemos buscado y no la hemos encontrado. Quería hacer esa aclaración porque de ahí se especulan muchas cosas y se arman muchos cuentos", aseveró.

El gobierno del presidente Santos inició un proceso de paz con las FARC, cuyas conversaciones se llevan a cabo en La Habana, Cuba, desde hace tres años.

El proceso de paz busca poner fin a más de 50 años de conflicto armado interno, el cual ha causado la muerte a miles de personas y grandes pérdidas económicas para el país.