Quito. La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia confía en "dar buenas noticias" sobre el diálogo previsto este viernes con delegados del gobierno colombiano en Ecuador, con el fin de acabar con más de 50 años de conflicto armado.

     "Este viernes 13 de enero, en horas de la tarde, estaremos reunidos con la delegación del gobierno. Esperamos dar buenas noticias sobre la mesa" pública de negociaciones de paz, señaló el ELN en su cuenta oficial de la red social Twitter.

     "Saludamos con mucho ánimo a toda la sociedad colombiana y a todas las iniciativas y mensajes que respaldan el inicio de la mesa", agregó el grupo guerrillero en otro mensaje.

     Por parte del gobierno colombiano, el jefe negociador, Juan Camilo Restrepo, informó el pasado miércoles en su cuenta de Twitter que la delegación oficial ya se encuentra en Ecuador.

 La cancillería ecuatoriana informó en octubre pasado que los diálogos se llevarán a cabo en la Casa Cashapamba, una finca cedida por la Universidad Católica de Ecuador situada en el Valle de los Chillos, al sureste de Quito.

     "Ya estamos en Ecuador. Las comisiones del gobierno y ELN están actualmente en trabajos preparatorios para la reunión conjunta", dijo entonces sin dar más detalles.

     La cancillería de Ecuador, encargada de la logística y sede de los diálogos, no ha emitido hasta el momento algún pronunciamiento sobre la cita.

     Una fuente de la dependencia declaró a Xinhua que se esperan directrices del despacho del canciller ecuatoriano, Guillaume Long, para dar informes a la prensa.

     El ELN, única guerrilla activa de Colombia tras el acuerdo de paz alcanzado en noviembre pasado por el gobierno de ese país y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), se declaró listo para el inicio de las conversaciones al confirmar que sus delegados ya se encuentran en Ecuador.

     Este país vecino de Colombia fue escogido para acoger la fase pública de negociaciones por decisión de las partes el pasado 10 de octubre, cuando anunciaron desde Caracas,  Venezuela, el inicio formal de diálogos.

     El canciller Long señaló entonces que la primera y última mesa de negociación se realizarán en ese país, mientras que las otras mesas se llevarán a cabo en Venezuela, Chile, Cuba, Noruega y Brasil, países garantes de la negociación.

     Las partes tenían previsto lanzar las negociaciones públicas de paz el 27 de octubre pasado en Quito, pero la cita se postergó a último momento debido a que los delegados del gobierno colombiano no viajaron al condicionar el encuentro a la liberación del ex legislador colombiano, Odín Sánchez, en poder del ELN desde abril pasado.

     La cita se fijó después para el 10 de enero, luego la pospusieron para el 12 de este mismo mes y finalmente la pactaron para este viernes por cuestiones logísticas.

     Medios internacionales de comunciación señalaron que la mesa pública se instalará en la ciudad ecuatoriana de Ibarra, 120 kilómetros al norte de Quito, en un lugar reservado donde no habrá acceso a la presa, sin embargo esta versión no ha sido confirmada por el gobierno de Ecuador.

     La cancillería ecuatoriana informó en octubre pasado que los diálogos se llevarán a cabo en la Casa Cashapamba, una finca cedida por la Universidad Católica de Ecuador situada en el Valle de los Chillos, al sureste de Quito.

     El ELN, alzado en armas en 1964, cuenta con unos 1.500 combatientes, según cifras del gobierno colombiano.