México. El político mexicano Gustavo Madero fue reelegido este domingo presidente del conservador Partido Acción Nacional (PAN) con el 56,76% de los votos de los militantes, en un proceso inédito desde la creación de esta formación en 1939.

El responsable de la comisión organizadora de la elección, Francisco Gárate, anunció que se emitieron 88.537 sufragios, y que con el 94% de las actas computadas el rival de Madero, Ernesto Cordero, logró el 43,24% (77.447).

La participación representó el 72% del listado de militantes del PAN, que por primera vez eligieron a su dirigente nacional.

"Esta fue una jornada ejemplar en la que no tuvimos mayores incidentes (...) y en la que los panistas por primera vez eligieron a un jefe nacional por voto directo y libre", afirmó Gárate.

En su discurso tras el triunfo, Madero convocó a todos los panistas a trabajar unidos y a superar las diferencias que surgieron durante el proceso electoral.

"Hago un llamado a todos para dejar atrás la contienda interna, y a partir de este momento la prioridad debe estar centrada en los procesos electorales próximos; no vamos a caer en un triunfalismo absurdo", afirmó.

El nuevo dirigente tendrá el desafío de recuperar el liderazgo del PAN tras el descalabro de las elecciones presidenciales de 2012, cuando quedó en tercer lugar y devolvió el poder al Revolucionario Institucional (PRI).

El PAN se mantiene como segunda fuerza electoral en las dos cámaras legislativas de México y gobierna tres estados del país en solitario y otros cuatro en coalición.

Madero, nacido en Chihuahua en 1955 y descendiente de la familia del iniciador de la Revolución Mexicana Francisco I Madero (1873-1913), es un empresario que se convirtió en diputado federal en 2003, senador en 2006 y coordinador de su bancada en la Cámara alta en 2009.

En 2010, Madero fue nombrado por primera vez presidente del PAN por el consejo del partido, formado por 300 miembros, y ahora logra su reelección por el voto de sus militantes.