El alcalde Gustavo Petro denunció a través de su cuenta de Twitter que el procurador delegado que firmó el fallo de su sanción tiene intereses ideológicos de extrema derecha que afectan su derecho al debido proceso.

"El procurador construyó una sala de enemigos ideológicos para juzgarme, un tribunal fascista", indicó el mandatario capitalino en la red social.

Petro se refiere a un artículo de la página Las 2 Orillas, en el que se hace un análisis de un escrito jurídico de Juan Carlos Novoa Buendía, presidente de la asociación de juristas católicos, y procurador delegado para asuntos disciplinarios, quien firmó la destitución e inhabilidad del alcalde Petro.

En el escrito, publicado originalmente en la página de Restauración Nacional, Novoa asegura que los Derechos Humanos no son jurídicos, sino una ideología, por lo que los califica como una "contradicción" y un "embeleco".

"No obstante haber concluido que los derechos humanos no albergan en su seno el derecho, sino una especie de ideología política para dar rienda suelta al desenfreno de la naturaleza caída del hombre, en gracia a la discusión, vamos a admitir su incursión en el escenario jurídico, pero con el único propósito de revelar sus contradicciones a la hora de su puesta en práctica, que en últimas es lo que más le preocupa a los precursores de este embeleco", dice textualmente un fragmento del artículo de Novoa.

Frente a esto, el mandatario capitalino aseguró: "si los Derechos Humanos no son jurídicos sino ideología, como dice Juan Carlos Novoa, entonces el holocausto es posible de nuevo".

Petro además dijo que, bajo esas circunstancias, su proceso en la Procuraduría no tiene garantías.

"Del debido proceso, derecho fundamental, es ser juzgado por tribunal independiente, Juan Carlos Novoa, mi disciplinador ¿lo permitía?", aseguró Petro en otro de sus trinos.