Georgetown. La disputa fronteriza por la región de Esequibo, que un Laudo Arbitral de 1899 entregó a Guyana, pero que Venezuela desconoce por calificarlo de fraudulento, llegará hasta Holanda.

Esto, luego de que este viernes el gobierno de Georgetown informara que entregó una solicitud a la Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) para que valide legalmente dicho laudo.

La decisión de Guyana va en concordancia con lo propuesto por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien pidió llevar el caso hasta La Haya para resolver el problema por la vía diplomática.

En su solicitud, Guyana destaca que Venezuela reconoció consistentemente y dio validez por más de 60 años a la orden jurisdiccional, hasta que en 1962 presentó una demanda ante la ONU alegando que el laudo fue fraudulento.

Para Guyana, Venezuela nunca ha mostrado evidencia para justificar el rechazo al laudo, lo que "ha usado como excusa" para ocupar ese territorio e "inhibir al país vecino de su desarrollo económico y violar su soberanía y derechos soberanos".

La disputa por la región de Esequibo estuvo bajo mediación de Naciones Unidas desde la firma del Acuerdo de Ginebra en 1966, pero el conflicto se agudizó después de que la compañía Exxon Mobil descubriera en 2015 yacimientos de petróleo en aguas de la zona del litigio.

Para Venezuela es "inaceptable”. Caracas reaccionó rápidamente a la noticia, mediante un texto de su cancillería en la página web oficial del Ministerio de Exteriores. "Se ha reiterado al Gobierno guyanés que recurrir al arreglo judicial para dirimir la controversia resulta inaceptable, estéril e inaplicable, dado que (...) Venezuela no reconoce como obligatoria la jurisdicción de la CIJ", explica, al tiempo que reitera que el laudo de 1899 "es nulo e írrito”.

Caracas dice que rechaza cualquier arreglo que violente "el preámbulo del Acuerdo de Ginebra de 1966", donde se establece "taxativamente que la controversia debe ser 'amistosamente resuelta en forma que resulte aceptable para ambas partes'".

Por ello, invita a su vecino a avanzar en la selección de un método que permita la "solución pacífica de la controversia”, por lo que propone "reiniciar los contactos diplomáticos”.

La región del Esequibo abarca un área de unos 160.000 kilómetros cuadrados, lo que supone las tres cuartas partes del territorio de Guyana.