El ministro de Industria, Energía y Turismo español, José Manuel Soria, aseguró que "ha sido, es y va a seguir siendo el objetivo del gobierno de España mantener la mejor relación" con el Poder Ejecutivo argentino.

"Esto sin renunciar a la defensa de los intereses de Repsol frente a la reciente expropiación del 51% de YPF", según indicó Europa Press.

En ese sentido, Soria precisó que el Ejecutivo español reclamará al Estado argentino el pago de un "justiprecio" por el 51% de YPF, y "suspenderá todo tipo de tratos de preferencia en sus relaciones comerciales, económicas e industriales" con el país iberoamericano.

Lo expresó durante su intervención en la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso, en la que aprovechó para describir los distintos contactos con las autoridades argentinas antes de la expropiación.

Esto después de que España haya decidido limitar la entrada de biodiesel argentino como respuesta a la expropiación a Repsol del 51% que controla de YPF.

La empresa presidida por Antonio Brufau exige US$10.500 millones (unos 8.000 millones de euros) por la expropiación de su participación en YPF.

Soria volvió a acusar al gobierno argentino de haber implementado una estrategia con el objetivo de hacer caer las acciones de YPF en la Bolsa para facilitar así su expropiación.

España, aseguró el ministro, acudirá a todos los foros internacionales para “lograr la justa compensación” para Repsol, que definió como una empresa estratégica para el país europeo.

Entretanto y según publicó este martes el diario “El País”, la crisis por la expropiación de YPF amenaza el éxito de la Cumbre Iberoamericana que en noviembre acogerá la ciudad española de Cádiz y en la que Rajoy pretende sentar las bases de una nueva relación entre España e Iberoamérica.

* Con información de Télam y Andina.