Apatzigán, Excelsior.com.mx. Entre gritos y consignas, habitantes del municipio de Apatzingán se manifestaron por segundo día consecutivo frente a Palacio Municipal, para solicitar la salida de Uriel Chávez Mendoza, edil de dicha demarcación.

Los ciudadanos acusan al presidente municipal e integrantes de su cabildo de sostener relación con integrantes de la delincuencia organizada.

El sacerdote Gregorio López Gerónimo, responsabilizó a Chávez Mendoza de amenazas de muerte contra su persona, el prelado ha sido uno de los principales impulsores de los grupos de autodefensa.

"El propio que debe cuidar de la ciudadanía está amenazando, con ellos me han mandado dos, tres recaditos”, dijo el sacerdote.

Por su parte, Hipólito Mora, líder de las autodefensas de Buenavista se pronunció para que los policías municipales que actualmente son capacitados por fuerzas federales en Tlaxcala, ya no retomen sus actividades

"Los policías municipales de Apatzingán y de otros municipios no deben regresar a trabajar otra vez a los ayuntamientos, aunque los llevan a preparar a Tlaxcala o donde sea”, señaló el líder de autodefensas.

Tras las manifestaciones para solicitar su renuncia, el alcalde de Apatzingán, señaló como principal incitador de la violencia al sacerdote Gregorio López.