Puerto Príncipe.  Haití otorgó un pasaporte diplomático al ex presidente Jean-Bertrand Aristide, despejando el camino para el retorno del exilio al derrocado ex líder, dijeron el martes funcionarios.

El ministro del Interior Paul Antoine Bien-Aime dijo a Reuters que el pasaporte diplomático fue entregado mediante un intermediario al abogado de Aristide, Ira Kurzban, que reside en Miami, quien lo entregará al ex presidente.

Pero no quedó claro con exactitud cuándo Aristide, un izquierdista y carismático ex sacerdote católico que se convirtió en el primer líder elegido libremente en Haití en 1990, podría viajar a casa desde su exilio en Sudáfrica.

Aristide, derrocado de Haití por una revuelta armada en 2004, dijo en enero que estaba listo para regresar "hoy, mañana, en cualquier momento" a su empobrecida patria caribeña, que está luchando para recuperarse de un devastador terremoto ocurrido en 2010.

Una portavoz de Aristide, Maryse Narcisse, dijo "no tendremos que esperar demasiado tiempo" para su regreso.

Temores sobre la figura del ex presidente. Los grandes donantes occidentales como Estados Unidos temen que el retorno del ex presidente populista, que aún tiene un apasionado grupo de seguidores en Haití, pueda ser un problema en un momento en que el país se está preparando para realizar la segunda vuelta de elecciones presidenciales decisivas el 20 de marzo.

El gobierno del presidente saliente Rene Preval aceptó el mes pasado el pedido de Aristide de otorgarle un pasaporte para regresar, diciendo que tenía el derecho como ciudadano haitiano a visitar su país.

Esto siguió a la sorpresiva llegada en enero de otro exiliado, el ex dictador Jean-Claude "Baby Doc" Duvalier, quien ahora enfrenta acusaciones de corrupción y "crímenes contra la humanidad" después de 25 años de vida en Francia.