Santo Domingo. El gobierno haitiano pidió este miércoles al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que aplace la reducción de los cascos azules que mantiene en el país para garantizar la realización de las elecciones.

La petición del gobierno haitiano coincidió con la presentación ante el consejo de la jefa de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), Sandra Honoré, quien esbozó el mismo informe que ya fue remitido por el secretario general, Ban Ki-moon, a la máxima instancia de las Naciones Unidas.

"Tenemos que evitar cualquier retiro prematuro de las tropas", dijo en Nueva York, en la sede de la ONU, el embajador haitiano Denis Regis, citado este miércoles por la prensa local.

El informe presentado por Honoré señala que Naciones Unidas hará "pleno uso del nivel autorizado" de los 2.601 agentes de policía (UNPOL) y los 2.370 efectivos militares con que cuenta la Minustah, para aumentar la asistencia operacional a las autoridades locales en el mantenimiento del orden público y la prestación de apoyo logístico y de seguridad durante las próximas elecciones.

El señalamiento fue hecho debido a que la ONU teme que el gobierno de Haití enfrente "importantes dificultades" en la gestión de aspectos relacionados con la seguridad y la logística del proceso electoral previsto para este año.

En octubre del año pasado, el Consejo de Seguridad de la ONU amplió por un año más la presencia de su misión en Haití y ratificó su intención de seguir reduciendo la presencia militar del organismo hasta 2.370 soldados, de los 5.145 efectivos con que cuenta actualmente.

La Minustah cuenta además con 2.601 policías de varios países.

"El retiro de las fuerzas de paz pondrá en riesgo la situación de seguridad del país", dijo hoy el embajador haitiano ante las Naciones Unidas.

El gobierno haitiano convocó la noche del pasado domingo a la población a votar el 9 de agosto en una primera ronda legislativa y el 25 de octubre en una primera vuelta presidencial, además de una segunda ronda legislativa y municipal ese mismo día.

El gobierno del presidente Michel Martelly y el tribunal electoral haitiano expresaron el lunes su preocupación por la seguridad en torno al proceso, e hicieron llamados a la población a mantener la calma y a los líderes políticos a usar su influencia y educar a sus partidarios sobre la necesidad de mantener un clima de paz para facilitar el buen desarrollo de los comicios.