El canciller Héctor Timerman formuló un fuerte reclamo al señalar que “Argentina exige que confirmen la ausencia de armas nucleares en el Atlántico sur", cuando hizo uso de la palabra, en la Segunda Cumbre de Seguridad Nuclear que convoca a representantes de más de 50 países y organismos internacionales para analizar medidas de cooperación en seguridad nuclear, que se desarrolla en Seúl, capital de Corea del Sur.

Timerman señaló, de acuerdo a un comunicado Cancillería, que “en atención al alto desarrollo de sus industrias nucleares y su demostrado compromiso con los regímenes de no proliferación, la Argentina junto a Brasil conforman el eje sobre el cual se construye la desnuclearización del Atlántico Sur".

"Hoy quiero llamar la atención de esta Cumbre sobre recientes episodios de militarización en dicha zona desnuclearizada, según los cuales una potencia extra regional envía un submarino nuclear a una zona cuya soberanía es objeto de disputa reconocida por las Naciones Unidas y se niega al mismo tiempo a confirmar que con esta acción no estaría introduciendo armas nucleares en la zona desnuclearizada", remarcó.

Agregó que “este episodio nos trae nuevamente el tema del alcance del compromiso por parte de los países poseedores de armas nucleares con sus obligaciones como Estados parte de tratados de zonas libres de armas nucleares. Décadas después de haber renunciado a dicho armamento en pos de un esquema de seguridad compartido, los países que no poseemos esas herramientas de destrucción, no podemos ni siquiera tener la certeza de que en cualquier momento no seremos amenazados por los arsenales nucleares más modernos para proteger intereses anacrónicos".

El canciller argentino manifestó que “un tratado que establece una zona libre de armas nucleares es, ante todo, un tratado de seguridad. ¿Qué protección nos brinda el régimen de no proliferación cuando una potencia nuclear amenaza de manera directa o velada con la posibilidad de introducir armas nucleares en la zona desnuclearizada?".

Señaló que “no se puede utilizar la disuasión nuclear contra países que han renunciado a las armas de destrucción masiva".

"Mi país demanda que se respete el compromiso de paz que los países sudamericanos hemos escogido para nuestra región. La Argentina exige que la potencia extra-regional que recientemente envió un submarino capacitado para transportar arsenal nuclear a patrullar el Atlántico Sur confirme la ausencia de armas nucleares en la región”, completó Timerman..