La renuncia al pontificado del papa Benedicto XVI anunciada este lunes se debe a motivos de salud, según declaró su hermano Georg Ratzinger desde Ratisbona, al sur de Alemania.

"La edad oprime", dijo Georg Ratiznger, de 89 años de edad, en declaraciones recogidas por la agencia alemana de noticias DPA, en las que comentó que el médico del sumo pontífice ha aconsejado al papa que no haga más viajes transatlánticos.

"Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino", dijo este lunes Benedicto XVI, de 85 años, desde el Vaticano.