Buenos Aires, EFE. Dos hermanos argentinos, de 30 y 31 años, se arrojaron gasolina e intentaron quemarse este lunes a lo bonzo en Buenos Aires, frente a la Casa Rosada, la sede del Ejecutivo argentino, aunque ambos resultaron ilesos, informaron a Efe fuentes policiales.

Las mismas fuentes señalaron que ambos hermanos se encontraban realizando una protesta en la céntrica Plaza de Mayo, por razones que todavía se desconocen.

Al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, los agentes policiales de la zona intervinieron para evitar que los dos hombres se prendieran fuego.

Ambos fueron trasladados al Hospital Argerich, de la capital argentina, donde fueron atendidos de heridas menores.