La Habana. La hija del presidente de Cuba, Raúl Castro, tiene planeado viajar la próxima semana a California para hablar en una conferencia, en una inusual visita a Estados Unidos de un miembro de la familia que gobierna la isla.

La sexóloga Mariela Castro discutirá sobre la política cubana en temas sexuales el 24 de mayo en una conferencia en San Francisco organizada por la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA, por su sigla en inglés), dijo el miércoles un portavoz de la entidad.

Castro, de 50 años, es la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y una firme defensora de los derechos de los homosexuales.

Su padre asumió la presidencia del país hace cuatro años en reemplazo de su convaleciente hermano Fidel, quien gobernó durante casi cinco décadas tras llegar al poder liderando una revolución en 1959.

Un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos se negó el miércoles a confirmar en una conferencia en Washington si Mariela Castro había recibido la visa para viajar al país, que se considera enemigo ideológico de Cuba desde hace más de medio siglo.

Sin embargo, el portavoz de LASA, una agrupación internacional de investigadores e instituciones dedicados a estudios de América Latina con sede en la Universidad de Pittsburgh, dijo que la sexóloga se ha registrado para asistir y hablar en una conferencia, y probablemente tiene una visa.

El senador Robert Menéndez, un exiliado cubano anticastrista, dijo en un comunicado que estaba "decepcionado" por la decisión de otorgar una visa a Mariela Castro y se preguntó si el gobierno tenía la autoridad para hacerlo.

"La Sra. Castro es una defensora del régimen (de Castro) y opositora a la democracia, que ha defendido la brutal represión del régimen contra los activistas pro democracia", dijo el senador demócrata por Nueva Jersey.

Menéndez dijo que hay una proclama presidencial que prohíbe los visados para los miembros del Gobierno cubano o militantes del gobernante Partido Comunista.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo a Reuters en un correo electrónico que la misma proclama "provee la autoridad para concesión de excepciones".

Ni Mariela Castro ni otra persona con conocimiento sobre la situación pudo ser contactada el miércoles para comentar sobre el tema del visado.

Fidel Castro, de 85 años, viajó a Estados Unidos varias veces, pero no se sabe si Mariela o su padre han visitado el país, situado a unos 145 kilómetros de Cuba a través del Estrecho de Florida.

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se flexibilizaron ligeramente desde que el presidente Barack Obama asumió el cargo, pero el progreso está en un punto casi muerto desde que el contratista estadounidense Alan Gross fue arrestado en La Habana en diciembre del 2009.

Gross, de 63 años, fue sentenciado en marzo acusado de introducir equipos ilegales de comunicación satelital como parte de un programa estadounidense que intenta promover un cambio político en la isla.

Cuba ve estos programas como parte de los intentos de Estados Unidos para derrocar al Gobierno comunista instalado hace medio siglo.