Fotografías de las tres reuniones en el Palacio de Carondelet que mantuvo con el presidente Rafael Correa y el canciller Ricardo Patiño son las pruebas que dice tener el asambleísta Abdalá Bucaram Pulley para demostrar el acuerdo que realizó el Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) con el régimen, para garantizar el retorno del e xmandatario Abdalá Bucaram Ortiz.

Según Bucaram Pulley, la primera reunión se realizó en el 2007 antes de la instalación de la Asamblea Constituyente.

Durante el almuerzo, en el que se sirvió salmón, Correa le adelantó que la Constituyente daría amnistías a los ex mandatarios Gustavo Noboa, Alberto Dahik y a su padre.

Correa pidió la amnistía para Noboa a la Asamblea Constituyente en enero del 2008; la de Dahik se la solicitó a la Asamblea Nacional en agosto del 2010. Pero no lo hizo en el caso de Bucaram Ortiz.

La segunda reunión, dijo el asambleísta, fue en septiembre del 2008. “En ella planteé la posibilidad de que el expresidente Bucaram venga al país a ser candidato y que el pueblo lo juzgue en las urnas, si salía triunfador para las elecciones de asambleísta, con la inmunidad parlamentaria venga y fenecían los juicios en su contra”, afirmó.

Dalo aseguró que tanto Correa como Patiño tenían una grabación de una conversación entre el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, y el exministro de Gobierno, César Verduga, y su hermano Franklin Verduga, hablando sobre la persecución política contra Bucaram.

“Horrorizado por esas declaraciones, el presidente Correa me dijo: ‘No candidatices a Bucaram para no armar un caos en el ámbito electoral, déjame reelegirme en abril, que yo en junio del 2009 le digo a la Corte Constitucional que resuelva a favor de Bucaram la acción extraordinaria de protección que tienes que plantear’”. Por ello ingresé la acción extraordinaria los primeros meses del 2009 y me admitieron después”.

El legislador contó que la última vez que se reunió con el jefe de Estado fue en el 2011. “Me pidió que apoyara la candidatura de Fernando Cordero para presidente de la Asamblea, pero yo le dije que no, porque no ha cumplido los acuerdos del 2007 y del 2009”, dijo.

El pasado martes, Correa negó que haya llegado a algún acuerdo con el PRE. “Yo no soy Vachagnon, Puerto Limpio, como se llama ahora, para ir recogiendo basura”, dijo.

“Si este señor (Bucaram Ortiz) quiere regresar al país, que lo haga, para cogerlo preso y que pague sus culpas. Y ojalá salga rápido, para que todas las tonterías que escribe en Twitter me las venga a decir frontalmente”, agregó.

Como réplica, el ex mandatario arremetió contra Correa a través de Twitter tildándolo de “cobarde” y “parido por la droga”. Ayer solicitó a sus seguidores que asistan a una reunión, el próximo lunes, para “impedir” que el Gobierno le robe su partido y no pueda ser candidato.

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia negó anoche un supuesto pacto político entre el Gobierno y el PRE. A través de una cadena de televisión, esa entidad –tomando como fuente la entrevista al expresidente Bucaram que publicó este Diario el domingo pasado– dijo que ese pacto “es mentira”.