Washington, Excelsior.com.mx. Este domingo la ex primera dama y también ex secretaria de Estado Hillary Clinton anunció su intención de competir por segunda vez por la candidatura presidencial en las elecciones primarias de su partido, el Demócrata.

Desde mucho tiempo antes de que esta información fuera confirmada, con bombos y platillos, por el equipo de campaña de la misma Hillary a través de un correo electrónico, la esposa del ex presidente William “Bill” Clinton ya era la favorita para ocupar este cargo.

"Es oficial: Hillary buscará la Presidencia”, escribió el jefe de campaña de Clinton, John Podesta, en un correo electrónico enviado a medios de comunicación.

"Ella está camino a Iowa para comenzar a hablar directamente con los votantes”, agregó.

En el comunicado, Podesta precisó que Clinton arrancará formalmente su campaña en mayo.

¿Pero qué significa para los estadunidenses y para el mundo entero que la abogada de Chicago llegue a ocupar el puesto más alto en la política de Estados Unidos de América?

Primeramente la ex secretaria de Estado se centrará en impulsar la seguridad económica para la clase media y ampliar las oportunidades de las familias trabajadoras, tal como lo ha hecho Barack Obama desde que inició su primer mandato en 2009.

El inicio de la campaña ‘por la grande’ es un reflejo de la realizada por Obama en 2012 para su reelección. Él enmarcó una opción para los votantes: elegir entre los demócratas enfocados en la clase media o los republicanos que querían proteger a los adinerados y volver a las políticas que provocaron el desplome económico de 2008.

Hillary se promoverá ente los votantes como alguien capaz de trabajar con el Congreso, algo que en seis años de mandato Obama no ha podido lograr. El actual mandatario ha sido incapaz de cumplir con su objetivo de poner fin a la intensa lucha de poderes en Washington, y gran parte de su gobierno se vio obstaculizado por sus constantes roces con el partido opositor.

Ese acercamiento con la Cámara de Representantes podría ser percibido como una crítica a Obama, rival de Clinton en la nominación de 2008.

La ex primera dama hará su segundo intento por ser la candidata presidencial del Partido Demócrata y entrará en la puja muy por delante de otros posibles candidatos en las preferencias electorales para suceder a su rival en la primaria demócrata de 2008: Barack Obama.